Andar en cinta

¿Estás dispuesto a correr o andar en cinta? ¿Y ya sabes cómo conseguir todos los beneficios para tu salud? Te lo explicamos en este post.

Correr o andar en cinta es un ejercicio genial. En este post te vamos a explicar todos sus beneficios, todas sus ventajas. Estamos convencidos de que cuanto acabes de leer lo que te vamos a contar, estarás deseando venir a nuestras instalaciones y empezar a correr o andar en cinta.

Hablaremos, como te hemos dicho, de las ventajas y los beneficios; sí, es interesante que hagas este ejercicio todos los días, y sí, es una muy buena práctica en el caso de que quieras adelgazar.

Correr o andar en cinta es, de todas todas, un excelente ejercicio. Lo es porque si empiezas a andar en cinta puede ser la antesala para correr y aumentar, poco a poco, la intensidad de tus entrenamientos.

Porque sabemos que eres una persona comprometida con tu bienestar físico y no es necesario recordarte que el bienestar físico también va acompañado del bienestar mental.

Y, por supuesto, nosotros estaremos encantados de echarte una mano en todo aquello que necesites. Sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros o visitarnos en nuestro gimnasio en Granada.

Beneficios de correr en cinta

Beneficios de correr en cinta

Como te hemos indicado, puedes empezar a andar en cinta y, con un poco de constancia, empezar a correr. Vas a notar beneficios desde el primer instante. Vamos a destacar algunos:

  1. Aumentarás la fuerza de tus articulaciones.
  2. Mejorarás la salud de tu corazón.
  3. Reducirás la presión arterial.
  4. Es muy bueno para la salud de tus huesos.
  5. Es aconsejable para la salud mental.
  6. Tu estado de ánimo va a mejorar de manera considerable.

Ventajas de correr en cinta

1. Reduces el impacto

La cinta es una buena manera de proteger tus articulaciones, sobre todo las rodillas.

Decimos esto porque con la cinta, el impacto será mejor que si, por ejemplo, corres en asfalto u otras superficies duras.

Las superficies duras “hacen sufrir» algo más las articulaciones.

Sin embargo, debemos decir que si estás dispuesto a correr al aire libre se pueden minimizar estos impactos con un buen calzado deportivo.

Pero, lo dicho. Correr en cinta es una muy buena manera de empezar a correr.

2. Todo bajo control

En una cinta como la que podrás encontrar en nuestras instalaciones podrás controlar muchos parámetros.

Estamos hablando, por ejemplo, de la velocidad o si quieres correr con una determinada pendiente.

Evidentemente, todo ello va a depender de tu condición física. Nosotros estaremos pendientes tanto de tu condición física como de tu evolución.

3. Más seguridad y privacidad

Desde luego estarás mucho más seguro porque no va a aparecer ningún obstáculo o no vas a tener que estar pendiente de si una determinada superficie resbala o no.

Además, y tal y como hemos dicho en el apartado anterior, siempre podrás controlar el desnivel al que quieras correr.

¿Es bueno hacer cinta todos los días?

Andar en cinta

Lo es. Es muy bueno hacer cinta todos los días. Sí que es cierto que depende de la intensidad porque también es conveniente realizar un día de descanso, como en cualquier otra rutina de entrenamiento.

Lo que debes hacer es dejarte asesorar por un profesional de la salud física y el deporte y pedirle que te haga un entrenamiento personalizado porque no hay dos personas iguales y, por tanto, no debería haber dos entrenamientos iguales. En Delfit Sports no dudes ni por un instante que personalizaremos tu entrenamiento personal en Granada.

¿Cuál es la mejor rutina en cinta si lo que quiero es adelgazar? Cómo correr en cinta para quemar grasa.

La mejor rutina es hacer ejercicio todos los días para quemar grasa. Pero el deporte es solo una “pata” en tu propósito de adelgazar. Es necesario también que adaptes tu dieta.
Nos explicamos. Para adelgazar debes ingerir menos calorías de las que necesitas. Esta es la manera de adelgazar. Es decir, ejercicio físico y una dieta equilibrada.

¿A qué velocidad se ha de caminar en la cinta?

La velocidad en la cinta de correr la has de marcar tú. Si eres principiante puedes empezar andando en la cinta y, poco a poco, ir subiendo de “revoluciones”.

Tú mismo notarás tus progresos y tú mismo te darás cuenta de cuándo es conveniente aumentar la velocidad. Dicho esto, ya sabes que nos tienes a tu lado.

En este post te hemos explicado todos los entresijos para andar o caminar en cinta. No dudes ni por un instante que es una magnífica idea para hacer deporte y mejorar tu salud física y mental.